Presencia italiana en Viña del Mar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al referirnos a la presencia italiana en Viña del Mar, al o hablar sobre dicha colectividad en la ciudad, debemos plantear su presencia en el ámbito arquitectónico, cultural, comercial, social, deportivo e industrial.

El primer hito en este sentido lo establece la labor de Giovanni Batista Pastene, almirante genovés quien hacia 1534 cumple el cargo de primer gobernador de la ciudad de Valparaíso. Posteriormente, en 1851 y 1853, en las costas de Caleta Abarca, desembarca en la goleta “Carmen” el General Giuseppe Garibaldi, uno de los mayores protagonistas de la unificación Italiana.

Con la fundación de la Ciudad Jardín se podrá apreciar la presencia italiana en diversos rubros es así que uno de los socios del Gran Hotel en la ciudad será un italiano. Con ello, se marca un hito en la ciudad ya que grandes comerciantes instalaran sus villas, palacios, y el club de la ciudad, los que serán construidos por arquitectos Italianos, entre ellos los tres grandes exponentes, Petri, Barison y Schiavon.

Es así como la ciudad empieza a tomar vida e instalan sus clásicos emporios, símbolo de la inserción de inmigrantes italianos, los cuales logran generar una transculturación. Son conocidos como el Bacicia de la esquina, llegando a existir 904 emporios en Valparaíso y 140 en Viña del Mar, los que brindaron una indiscutible impronta en la calle Valparaíso.

Igualmente, la colonia italiana creó sus instituciones, las cuales en número fueron 14, entre ellas el Club Ciclista Italiano, claramente representado por Marchesini, Martinelli y Cattoretti; el Instituto Italiano de Cultura; el Círculo Italiano; La casa de los Italianos, siendo su presidente don Agustín Viale y la Casa de Italia, entre otras. Hoy en día, con una fuerte presencia en Viña del Mar como difusor de la lengua y cultura italiana, se encuentra la Sociedad Dante Alighieri con casi 100 años de vigencia cultural en la ciudad.

Para concluir podemos nombrar la famosa fábrica Ambrosoli fundada hacia la década de 1950, la creación de los símbolos municipales, como el escudo y la bandera, a cargo de descendientes de Italianos, además de la inserción de hijos de éstos en el municipio como alcaldes y concejales, dando ejemplo de la inserción, presencia y aporte italiano en la ciudad.

Emilio Toro Canessa

Profesor de Historia y Geografía y Licenciado en Historia

Archivo Histórico Patrimonial de Viña del Mar

Departamento de Cultura

Municipalidad de Viña del Mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: