Recreo: El recuerdo de un gran balneario

Balneario de Recreo

Recreo está ubicado en unos de los sectores residenciales más antiguos y tradicionales de la ciudad, sector que fue urbanizado y loteado por el Ingeniero alemán don Teodoro Lowey Quartier en 1888, amigo personal del fundador de la ciudad, don Francisco Vergara Echevers.

Este balneario costero, surge en septiembre de 1910, gracias al empuje de los ilustres vecinos, don Luis Barros Borgoño y el arquitecto Alfredo Azancot, quienes deciden rellenar los arrecifes que habían junto a la playa Recreo, estableciendo allí una modesta construcción de madera, destinada a paseo y baños de mar. Esta iniciativa tiene tal éxito, que con el tiempo, y más específicamente en 1917, se crea la Sociedad Balneario de Recreo, la que da inicio a la explotación comercial de este lugar.

El auge que va teniendo este hermoso y atractivo balneario es de tal magnitud, que obliga a realizar una serie de innovaciones, es así, como en 1924, su vieja estructura de madera fue reemplazada por una elegante terraza de concreto armado como salón de bailes, un Patio Andaluz con el fin de desarrollar banquetes y celebraciones al aire libre y un edificio destinado a Restaurante y Casino, comenzando a funcionar este último en 1928, bajo la administración de don Joaquín Escudero Nuin y Cía., el mismo que será el primer concesionario del Casino de Viña del Mar, en su actual ubicación. La parte baja fue destinada a cabinas de baño.

En una edición de la revista “Sucesos” de la época, se anunciaba la apertura del Balneario para el verano próximo y el articulista escribía este picaresco comentario:

“Para novios y aspirantes, el Recreo se prepara con muchos encantos y comodidades que sorprenderán a los veraneantes que vienen de la caldeada capital. Sepan los santiaguinos cómo se les prepara por acá su sitio de pololeo y de baile, su rendez-vous o bolsa de contratación de matrimonio, con plazo de vencimiento para el invierno…”

Finalmente, el balneario se completará con una hermosa piscina con agua de mar y un imponente molo de defensa, los que fueron inaugurados el 10 de octubre de 1930, iniciándose de esta manera, un largo período de servicio a la comunidad y muy particularmente de impulso al turismo en nuestra región, impulso que se vio truncado inexorablemente por la modernidad, ya que en la década de los ochenta, todos los trazados de la nueva Avenida España, vía que permite una mejor comunicación e integración con Valparaíso, pasan por sobre el emplazamiento de gran parte de este hermoso balneario.

Es así, como en 1984 es inaugurada esta nueva vía, teniendo en sus entrañas, al inigualable balneario de Recreo, quedando sólo como fiel testimonio de un pasado esplendoroso, una ruinosa piscina que ya no alberga más que a aves y que de tarde en vez, el mar se digna llenarla a su voluntad, para que recuerde sus mejores tiempos.

Fuente y fotografía:

Archivo Histórico de Viña del Mar

Departamento de Cultura

Municipalidad de Viña del Mar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: